La conexión LA-Ayotzinapa

By  |  21 / enero / 2015

16400_1498959173711120_1583246933928087454_nCon el Consulado de México como telón de fondo, por lo menos doscientas personas en Los Ángeles organizaron parodias, marcharon y cantaron en protesta a la reunión entre Enrique Peña Nieto y el presidente Obama en Washington, el pasado 6 de enero. Mientras tanto, cientos de manifestantes se reunieron en la Plaza Lafayette en Washington DC, mientras que algunos se reunieron con miembros del Congreso para pedirles que corten la ayuda económica en seguridad a México.

Los Ángeles era una de las cuarenta ciudades de Estados Unidos que protestaron la visita de Enrique Peña Nieto a la Casa Blanca, su primera como presidente. Migrantes indocumentados, estudiantes, activistas, madres y trabajadores salieron por centenares para protestar el fracaso de la guerra contra las drogas que ha causado la desaparición y muerte de miles de mexicanos y para pedir la dimisión de Enrique Peña Nieto. Convocado por el día de acción nacional de #USTired2, las protestas en Los Ángeles mostraron que la violencia de la guerra contra las drogas y la corrupción en México han catalizado a las comunidades mexicanas en todo el mundo a la acción, a pesar de las fronteras.

Muchos manifestantes llevaban camisetas y pintura de la cara en homenaje a los 43 estudiantes desaparecidos de la escuela normal de Ayotzinapa que fueron atacados en Iguala, Guerrero. Gritaban “Ayotzi, Ayotzi Los Angeles está contigo!” y otras consignas en Inglés y Español que implicaban tanto el presidente Obama y Enrique Peña Nieto en la violencia actual en México.

Belén Asención, residente de Los Ángeles y migrante, detalló su experiencia desgarradora después de la desaparición de su hermano en Puebla. Durante más de cuatro años su familia ha buscado su hermano. La madre de Belén fue a los militares para pedir ayuda sin embargo le advirtieron que dejara la búsqueda, diciendo que era demasiado peligroso. Entre lágrimas, Belén preguntó: “¿Cómo puede el gobierno mexicano decirle a más de 120.000 madres que no busquen a su sangre?”

cip1El hermano de Belén es uno de miles de casos de personas desaparecidas en México, y al igual que las familias de los 43 desaparecidos estudiantes de Ayotzinapa, se ha visto obligada a buscar a su hermano sin apoyo real por parte del gobierno mexicano.

Belén, una pequeña mujer vestida con jeans y un suéter, luchó para superar su timidez al tomar el micrófono, pero habló con firmeza mientras contaba su historia de cómo la desaparición de su hermano había devastado a su familia, y denunció a Obama por su negligencia de los derechos humanos y al gobierno mexicano por su falta de voluntad para intervenir en la violencia del país.

“El presidente Obama habla de los derechos humanos sin embargo, financia la represión de miles de personas. Y tiene el descaro de hablar con un hombre que es responsable por el asesinato, la tortura y la desaparición de miles de mexicanos “.

Y continuó: “El gobierno de México pretende tener todo bajo control y sin embargo no me pueden decir en donde esta mi hermano.” Otras personas también se acercaron para hablar de experiencias con la violencia a manos de las fuerzas militares y policiales de México.

Durante la protesta, los manifestantes entregaron una petición al Consulado de México en Los Ángeles, que exigió la renuncia de Enrique Peña Nieto y la destitución del Cónsul General Carlos Sada, afirmando que ambos funcionarios no han respondido a la demanda de las comunidades mexicanas por la justicia en el caso Ayotzinapa. Los manifestantes también pidieron la liberación de los presos políticos Nestora Salgado y José Manuel Mireles, ambos miembros de las autodefensas en Guerrero y Michoacán, respectivamente.

La L. A.-Ayotzinapa Enlace

La movilización nacional de Estados Unidos para la justicia en México no es sin precedentes. Como la segunda más grande ciudad mexicana en el mundo, Los Angeles es hogar para más de un millón de migrantes nacidos en México y para muchos mexicoamericanos. Los mexicanos representan la mayoría de la población latina, aproximadamente el 78 por ciento, mientras que los migrantes salvadoreños y guatemaltecos constituyen la mayor parte del resto de la comunidad latina. Muchas personas viajan a menudo a México y al igual que otras comunidades mexicanas en todo los EE.UU., los residentes de Los Ángeles envían millones de dólares en remesas a sus familiares en México; en 2012 las remesas a nivel nacional fueron $22,4 mil millones.

cip2Las desapariciones de Ayotzinapa tuvo una impresión fuerte en la comunidad migrante mexicana en Los Angeles y despertó recuerdos de la corrupción, la violencia y la pobreza que obligó a muchos huir al norte. Concepción Gómez Avilés asistió a la protesta con su hijo preparatoriano, luciendo un camiseta de Inmigrantes Unidos en Resistencia para la organización de migrantes en que ella participa. Concepción emigró de Puebla, un estado en el sur de México, donde aún tiene familia.

“Como padre, ¿quién querría sufrir el dolor de los padres de los 43 normalistas?”, dijo, explicando que como madre se sintió obligada a protestar, en una entrevista con el Programa de las Américas.

Para Concepción, como para muchos la crítica de Peña Nieto precede el caso Ayotzinapa. “Estamos en contra de la violencia en México y en contra de la presidencia de Enrique Peña Nieto porque robó las elecciones, porque no fue elegido y fue una imposición política. Desde que llegó al poder hemos estado organizando y hemos mantenido una frente contra las reformas que ha implementado en los últimos dos años y medio. Muchas personas nos dicen que lo que sucede en México no nos afecta porque estamos lejos, pero afecta a nuestras familias que aún viven en México. Es cierto que ya no vivimos en el país, sin embargo las reformas afectan fuertemente a nuestras familias, que a veces ignoran la corrupción y la violencia de este gobierno, ya que reciben apoyo de ella, que es todo una farsa. Se compran con ese apoyo. Están implementando reformas que resultan ser ilegales y obtienen la pasividad de la gente mexicana, ya que ellos ofrecen donaciones y supuesta ayuda, que es todo fraude.”

Concepción se refiere a la estrategia coercitiva del gobierno y los partidos políticos mexicanos de comprar el apoyo político de las comunidades predominantemente pobres a través de donaciones, regalos y dinero, sobre todo por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó durante 71 años continuos y ahora ha vuelto al poder con Peña Nieto. Durante la campaña electoral de Enrique Peña Nieto en el 2012 el PRI entregó tarjetas de Soriana y tarjetas de dinero a cambio de votos. Concepción destaca el labor de un grupo cada vez mayor de mexicanos en ambos lados de la frontera que protestan la corrupción y enfatiza el poder que tiene la comunidad migrante en los EE.UU. para informar a sus comunidades y familias que siguen en México.
“Como principales proveedores de la estabilidad financiera a nuestras familias, a través de las remesas que les enviemos, debemos informarles y animarles a pensar críticamente. Le digo a mi familia que si se deciden a tomar la ayuda del gobierno ya no pueden contar con mi apoyo financiero. Yo les digo que mientras el gobierno les dé frijoles y arroz por un día, yo les doy la estabilidad financiera en forma mensual. Les he dicho que si ellos prefieren recoger las migajas entregados por el gobierno, entonces ellos ya no reciben mi ayuda “, dijo Concepción.

Mientras que los lazos políticos y familiares vinculan comunidades mexicanas a pesar de la frontera, la solidaridad de otras comunidades migrantes latinoamericanas también se desarrolla en Los Ángeles.

Ana María, una madre migrante originaria de El Salvador, fue a la marcha para apoyar a su esposo mexicano e hijos.

“Soy salvadoreño y lo que está pasando en México ahora se parece mucho a lo que sucedió en El Salvador durante la guerra civil. La desaparición de los estudiantes me trasladó a la acción porque yo misma me he puesto en el lugar de las familias que han perdido a sus hijos injustamente, y como madre, si algo llegara a suceder a mis hijos, buscaría justicia. Lo que está ocurriendo en México ahora es terrible. Si la gente no se organizan ahora, no van a ver justicia. Debemos organizar ahora para ver el cambio “.

cip3El marido de Ana María Blas es un organizador de la comunidad de trabajadores migrantes y ha participado en las protestas para apoyar a los movimientos sociales mexicanos, incluidos los grupos de autodefensa de Michoacán, la policía comunitaria en Guerrero y, más recientemente, la lucha por justicia en Ayotzinapa. Blas cree que tiene una responsabilidad como un mexicano que vive en los Estados Unidos de usar su libertad de expresión para denunciar al gobierno de Enrique Peña Nieto.

“Venimos a protestar porque sabemos que no hay represión aquí en la forma en que se encuentra en México. Tenemos la oportunidad de protestar “, explicó. “Aquí tenemos este poder para influir en la conciencia de nuestro pueblo en México y les mostramos nuestra solidaridad, a pesar de que los medios de comunicación pretende que no existe.”

Xalli, un organizadora de México y miembro original del colectivo #YoSoy132LosAngeles organizado en 2012, leyó algunas de las demandas de la comunidad mexicana a la prensa local después de la manifestación.

“Soy mexicano y he estado viviendo aquí durante más de diez años. Desde las elecciones de 2012 hemos estado llevando a cabo protestas contra la imposición de Enrique Peña Nieto y desde entonces no hemos dejado de organizarnos en contra de toda la violencia y la corrupción bajo su gobierno”, dijo a Xalli Programa de las Américas en la protesta del martes.

Al igual que otros en la protesta, Xalli señala la importancia que la diáspora mexicana juega en el apoyo a la lucha contra la corrupción y la violencia en México desde el extranjero.

“Es muy importante que nuestros compatriotas mexicanos en México nos vean protestar fuera del país, y especialmente en los Estados Unidos, porque es una forma de mostrar nuestro apoyo. Les demostramos que somos muy conscientes de lo que está sucediendo en nuestro país de origen y que sabemos lo que está pasando “. También destacó el papel de las redes sociales en la difusión de noticias sobre México incluso a veces antes de que salga en los medios de comunicación mexicanos.

En el mitin en LA, muchos mexicoamericanos de primera y segunda generación también expresaron su conciencia sobre las problemas de la corrupción y la violencia en México y se han movilizado.

Katie Ventura, un artista y educadora radicando en Los Angeles, actúa en una nueva obra que rinde homenaje a los estudiantes desaparecidos y fomenta el diálogo entre el público, principalmente mexicoamericano. La obra, organizado por un colectivo de actores latinos y mexicanos en Frida Kahlo Theater en el centro de Los Angeles, coloca una colección de testimonios de la familia y amigos de los 43 estudiantes en el centro del escenario.

“Mis experiencias como primera generación mexicoamericana e hija de padres migrantes, y mi experiencia viajando en varios estados de México me da una mayor conexión con el país en su conjunto.” En su intercambio académico en México, Katie viajó y vivió en Guerrero, en una comunidad de tan sólo 200 kilómetros de Ayotzinapa. Ella dice que la experiencia la inspiró a crear las representaciones de las madres de los estudiantes desaparecidos y rendir homenaje a ellos cada noche.

Katie, al igual que muchos activistas y artistas en Los Ángeles, cree que los pueblos de las Américas están vinculados en las mismas luchas. Mientras que alguna solidaridad se manifiesta a través de la protesta, Katie ha encontrado su expresión a través de las artes escénicas. Ella explica, “Mi acto de solidaridad es a través del teatro y el simple acto de tomar un punto de vista sobre un tema es mucho más valioso que sólo quedarse neutral o desinformados.”

Los organizadores detrás de la movilización artística y política en Los Ángeles por la justicia en Ayotzinapa y en contra de Enrique Peña Nieto dicen que el movimiento continuará fuerte este año. La obra “Situación: Desaparecido” está programado a presentar espectáculos en Los Angeles y Tijuana este mes. Y los activistas y organizaciones de la ciudad también tienen previsto acoger más movilizaciones en sintonía con las protestas en México en apoyo de los padres de los 43 alumnos que faltan.

Las acciones, coordinadas por # USTired2, han ayudado a iluminar la solidaridad política presente en las comunidades unidas por la historia, la violencia, la solidaridad y, en última instancia, por la esperanza. Ha sido una iniciativa que ha catalizado decenas de organizaciones existentes para protestar contra la política exterior estadounidense hacia México y despertar la empatía y la acción de los mexicanos que viven en los EE.UU..

Estas protestas a nivel nacional han dado a activistas, artistas y comunidades migrantes un foro para el debate y la ideación de nuevas estrategias políticas en la lucha por la justicia en México. Y como las manifestaciones de Los Ángeles prueban, la históricamente politizada diáspora mexicana y pan-latinoamericana se han convertido en un actor unificado en la creciente lucha por la justicia en México desde el extranjero.

Fotos de Andre Medina

No comments yet. You should be kind and add one!

The comments are closed.