Minería pone en riesgo a áreas naturales protegidas: Gustavo Castro

By  |  10 / febrero / 2015

mina_chiapas-300x199Chiapas está en la mira de las empresas mineras nacionales y extranjeras. En el estado están registradas 99 concesiones para la extracción de distintos minerales como barita, plomo, zinc, entre otros, pero hay un denominador común en todas: la posibilidad de extraer oro.

Los datos son ofrecidos por el director de la asociación civil Territorios Otros Mundos Chiapas, Gustavo Castro. Explica que los datos son producto de una solicitud de información a través del sistema Infomex.

Castro refiere cuáles son los riesgos de la extracción del oro.

“La bronca es que toda es a cielo abierto y efectivamente hay [riesgos],” afirma Castro y añade, “una mina pequeña gasta 250 mil litros de agua por hora, pero las grandes como la de San Luis Potosí gasta uno a 3 millones de litros de agua por hora.

“Sí vemos una afectación, casi todas son de oro, entonces eso significa que el riesgo que hay es para las áreas naturales protegidas y bosques de la Sierra Madre. Hay una mina que es la Nueva Francia suspendida por problemas de impacto ambiental en Escuintla; la [minera] Cristina está abierta también en Escuintla. Según el informe de Puerto Chiapas sacan y exportan minerales como titanio y barita en la zona. De oro sólo está actualmente [el municipio de] Ixhuatán”, explica el experto.

Agrega el dato de que el ritmo de extractivismo en el país es acelerado, y lo muestra el hecho de que entre los años 2000 a 2012 se extrajo en el país más oro que en 300 años de la época de la Colonia.

“Vamos a un ritmo de extractivismo muy acelerado que impacta al agua, al cielo, significa deforestación, de proyecto que deforesta más territorio que las represas, que las carreteras, que impactan más en el cambio climático, desplaza población, genera pobreza y afectaciones a la salud por el uso de químicos”, dice.

Será estado minero

Chiapas no es una entidad con una historia minera como la de San Luis Potosí o Zacatecas, pero con las nuevas técnicas de extracción, la llamada “minería abierta”, el estado ya está en el radar de las grandes compañías trasnacionales, que desde el inicio del presente siglo iniciaron su trabajo de inspección, añade Castro.

Para ello geólogos hicieron hallazgos en distintas regiones del estado, y lo mismo personas que empresas pidieron concesiones para explotar. La mayoría de estás no están en activo, pero la situación puede cambiar apenas se apruebe el Reglamento de la reforma energética, que permitirá a empresas rentar o comprar territorios donde haya evidencias de minerales. Y si los dueños se niegan, entonces pedirle al gobierno la expropiación.

“Están hechas las concesiones, ha habido hasta 120 sólo que algunas las eliminan administrativamente, no significa que no haya oro, las concesiones son únicamente un trámite administrativo, algunas se han vendido, se suspenden porque no ha habido un pago o no hay extracción, pero están latentes esas concesiones y se activan en cualquier momento. No hay ahorita extracción, sólo de barita y titanio y oro en Ixhuatán.

“En caso de que los dueños de esos terrenos, ejidatarios, comuneros o particulares se opongan a la explotación, entonces y basados en dicha ley, las empresas podrán solicitar al gobierno expropiar esos terrenos”, dice en entrevista vía telefónica.

No sólo eso, podrán hacer lo mismo con terrenos aledaños que requieran para trasladarse, para lagunas de lixiviados, para casas de ingenieros o lo que se ofrezca. Esa posibilidad podría transformar el paisaje chiapaneco. De entrada se registrarían más conflictos por la minería, debido a la negativa de las comunidades o los ejidos de prestar, vender o dejar expropiar sus tierras.

Es el caso de ocho ejidos de Tapachula (Villahermosa, Álvaro Obregón, Emiliano Zapata, Lázaro Cárdenas, Pavencul, Niquivil, Mexiquito, Hidalgo), cuyos representantes dieron a conocer el 4 de diciembre de 2014 que prohibieron la explotación e sus territorios de parte de proyectos mineros e hidroeléctricos.

Lo mismo hizo en noviembre un grupo de habitantes de Chicomuselo, municipio donde se asentó la minera Blackfire y en la que en 2009 fue asesinado el activista Mariano Abarca.

“El Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Minero y Afectados por la Minería decidimos que una de las principales estrategias es la prevención. Eso significa que las comunidades con antelación decreten regiones libres de minería, como ejidos, territorios indígenas, por eso la marcha de diciembre en donde las comunidades celebraron el primer aniversario de la primera marcha y decretaron casi 60 organizaciones regiones libre de minería en una región con enorme cantidad de concesiones, Tapachula, Motozintla, la región de la Sierra, Albino Corzo, Escuintla y el Soconusco. La gente está resistiendo, busca blindar sus territorios de manera legal bajo actas o asambleas ejidales o comunales para decretar sus territorios libres de minería”, expresa.

Los retos

Parte de los retos es saber qué harán los dueños de los terrenos de las minas como dónde pasarán los caminos y donde se colocarán las presas de lixiviados y las casas de los ingenieros.

“Ya está aprobado, vamos a ver cómo va a ser efectiva por primera vez en el país la expropiación porque si la empresa no llega a un acuerdo con su dueño, no está de acuerdo la empresa puede pedirle al gobierno expropiar, pero como es bien público y el gobierno debe expropiar en favor de la empresa que va a extraer, pero no sólo eso, sino también necesita canchas de lixiviación, tendido eléctrico, instalaciones, casas de ingenieros más allá del terreno que necesita explotar, lo que ha sucedido es que los dueños de alrededor niegan el paso.

“Entonces lo que hizo EPN en su reforma es decir no solo es uso prioritario del suelo sino también sus obras asociadas. Si la empresa necesita del ejido o del bien comunal a un lado de esos terrenos para canchas de lixiviación, estructura tendido eléctrico, carretera puede decir que también es prioritario asegurar toda su inversión, lo que antes no sucedía.

“La empresa podía tener la concesión del subsuelo, el permiso del dueño pero no había logrado que los ejidos de paso dieran permiso. Eso es para el petróleo, gas, gas shiale y geotermia. Lo más astuto que hace este gobierno es hilar un plan hidráulico e infraestructura”, advierte.

Respecto a los conflictos que se avecinan en cuanto salga el reglamento, Castro explica que no hay una homologación de los conflictos, ya que algunos pueden ser laborales, otros por aspectos medioambientales, algunos cuentan un conflicto por varios de una misma empresa.

Pero lo que sí prevé es que aumenten a partir de 2017, cuando entraría en vigor la disposición legal de expropiar territorios en beneficio de las empresas extractoras.

“Sobre todo cuando las empresas pidan territorios comunales. Hay muchos territorios comunales donde hay gas, casi no se han expropiado, no ha habido eso en el país y ahora el gobierno debe abrirlos a empresas”, concluye.

LOS CONCESIONARIOS

La radiografía de la organización sobre las concesiones de mineras incluye nombres y uno de los que destaca es el de Tristán Canales Reyna, con 12 concesiones

Entre las empresas destaca Minera San Francisco del Oro SA de CV, con seis, y GI Palo Seco SAPI de CV con siete.

Los titulares de la concesión, sobre todo los particulares, no necesariamente son quienes explotarán las minas, en ocasiones se trata de testaferros o personas que investigaron el potencial de los terrenos y venden la concesión a empresas con recursos para la extracción, explica Castro.

Las concesiones duran entre 50 y 60 años, con un consumo de agua enorme. Una mina chica consume alrededor de 250 mil litros de agua por hora, mientras que una grande va del millón a los 3 millones de litros en el mismo lapso de tiempo, afirma el especialista.

LAS CONCESIONES

99 en 16 municipios

Acacoyagua: 13; Acapetahua: Acapetahua; Ángel Albino Corzo: 8; Chicomuselo: 13; Cintalapa: 10; Escuintla: 8; Frontera Comalapa: 1; Ixhuatán: 1; La Concordia: 2; Mapastepec: 6; Motozintla: 4; Pijijiapan: 5; Siltepec: 3; Solosuchiapa: 6; Tapachula: 14; Tonalá: 1

Área que comprenden: Un millón 57 mil 81 hectáreas de territorios indígenas-campesinos y todas las concesiones terminan como en el año 2050 ó 2060 las concesiones, son a 50 años

MINERALES

Oro, Plata, Plomo, Cobre, Zinc, Fierro, Titania, Barita, Tungsteno, Wolframio, Antimonio

Oro caro

La extracción del oro resulta dañina para el medio ambiente, ya que la roca donde se encuentra es triturada en el lugar.

“Por un gramo no las vas a acarrear sino que se lixivian ahí en el lugar. S significa que la vas a triturar en la montaña y en el lugar lo que se hace es rociar agua con cianuro constantemente las 24 horas del día para sacar el oro que contiene la roca, eso es lo que causa el alto consumo de agua y para eso se requieren abarcar miles de hectáreas y las canchas de lixiviación tendrán un impacto impresionante, no les conviene lixiviar en otro lugar”, dice Castro.

Una cancha de lixiviación puede desbordarse si está mal construida, tal como ocurrió en Sonora con la mina de Grupo México que contaminó el Río Sonora.

Marco Antonio Martínez es miembro del equipo del Programa de las Américas en la Ciudad de México. Esta nota apareció originalmente en Sureste Magazine.

No comments yet. You should be kind and add one!

The comments are closed.