Reforma educativa y militarización en Oaxaca

By  |  3 / agosto / 2015

Oaxaca7-jul-27

Un Oaxaca ideal, de tranquilidad y de plena paz, alejada de problemas, bullicios y una nueva administración en la educación de Oaxaca, que llevará la felicidad a los niños de este estado. Es la imagen virtual de una nueva Oaxaca pintada por el gobierno de Gabino Cué en la guerra mediática que sostiene en los medios televisivos locales y en las redes sociales, desde que el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) fue tomado arbitrariamente por su gobierno. La toma, el 21 de julio–un día después del primer lunes de las festividades de la Guelaguetza—fue acompañado por un operativo policiaco-militar.

Esta imagen virtual, configurada en el espacio de la propaganda, parecía real con los festejos realizados en el Cerro del Fortín, donde el estado presentaba el show de la Guelaguetza para aquellos que pudieron pagar hasta mil pesos por boleto. No obstante, el operativo policiaco, distribuido en torno al Cerro del Fortín y en diversos puntos estratégicos de la ciudad, contrastó con los trajes regionales que portaban las señoras elegantemente de clase media que acudían a dicha festividad. La realidad virtual vendida por los medios de comunicación alineados con el gobierno se desdibujaba con los nueve helicópteros de la Policía Federal que sobrevolaban la ciudad de Oaxaca para detectar una posible respuesta radical por parte de los profesores.

Oaxaca5-jul-27El simple acto de descender las escaleras que conectan al Cerro del Fortín con la ciudad era suficiente para regresar al mundo real. En las calles militarizadas de la ciudad de Oaxaca, los profesores denunciaban otra realidad.

La reestructuración del IEEPO por parte del ejecutivo estatal, fue una maniobra política y militar para garantizar por la fuerza la Reforma Educativa federal, orientada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con el llamado “Acuerdo de Cooperación OCDE-México para Mejorar la Calidad de la Educación en las Escuelas de México”.

El acuerdo, entre otros puntos, defiende mayor participación del sector privado en la educación. Con la reestructuración del IEEPO, publicado el pasado 20 de julio en el Periódico Oficial de Oaxaca, el objetivo por parte del Estado fue atraer a la rectoría de este organismo que hasta antes del 21 de julio estaba en manos de la Sección 22, perteneciente a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), disidentes desde 1979 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Con ello, se integraron como parte de la junta directiva los titulares de las secretarías de Gobierno, Finanzas, Salud, Administración, Desarrollo Social y Humano, y de las Culturas y Artes de Oaxaca. Mientras tanto el gobernador afirmaba que, “el gobierno de Oaxaca recobra la rectoría de la educación, por el bien de la niñez oaxaqueña”.

La noticia llegó de golpe para los mas de 300 trabajadores que laboraban en esta institución y para los 80 mil docentes pertenecientes a la sección 22, ya que sin previo aviso, el edificio fue tomado por un operativo policiaco que hasta el día de hoy se mantiene resguardando las instalaciones. A esto se suma la cancelación de las cuentas bancarias de la CNTE y el bloqueo de la señal de su radiodifusora y mas de 32 ordenes de aprensión liberadas para los lideres sindicales de esta sección.

“Esto es una traición del gobierno estatal y federal a los logros de 35 años de lucha y no vamos a permitir que se laceren los derechos de los trabajadores de la educación del IEEPO y de ningún otro trabajador perteneciente a la CNTE”, dijo al Programa de las Américas Rubén Nuñes, secretario general de la sección 22. Al mismo tiempo exigió la inmediata aprobación de la contrapropuesta a la reforma educativa, mejor conocida como Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO), “exigimos al gobierno del Estado y a la Cámara de diputados local, que de manera inmediata se legisle la iniciativa de ley que presentamos como alternativa a la reforma educativa, para construir la ley estatal de educación publica de Oaxaca, porque fue un proyecto de consenso entre el gobierno de este estado, la legislatura local y el pueblo Oaxaqueño.

Oaxaca-27-julLa consigna de Estado por Gabino Cué ha sido no repetir la historia del año 2006 – conflicto que duró seis meses después de una fuerte represión hacia los maestros de la Sección 22 quienes exigían mejores condiciones en las escuelas oaxaqueñas y sueldos dignos. En el momento en que el gobernador hizo publica la restructuración del IEEPO, los Policías Federales y Estatales resguardaban la sede de esta institución, de las radiodifusoras, del canal de televisión local y de las gasolineras. De la misma forma, se ocuparon los puntos turísticos y petroleros por la Marina Nacional en la costa del pacifico.

Tras la cancelación de la cuenta bancaria que ordenó la Secretaría de Hacienda, la Sección 22 de la CNTE de Oaxaca acordó obtener liquidez a través de la cooperación de $20 pesos de sus agremiados.

Al quitar del control administrativo del IEEPO a la Sección 22 es un golpe directo para la CNTE, ya que 60% de sus agremiados se encuentran en el estado de Oaxaca. Esta Coordinadora cuenta con alrededor de 200 mil profesores de un total de 900 mil trabajadores de la educación en todo México. Esto provocó una respuesta inmediata no solo de la sección 22 de Oaxaca sino de los militantes de la CNTE en todo el país, contra la reestructuración del IEEPO y contra la reforma educativa

“La reforma educativa es una reforma laboral determinada por la OCDE que nos afecta como trabajadores de la educación, pero que también afectará a los padres de familia y a sus hijos, porque es un modelo que busca privatizar la educación. Es un modelo erróneo, así como los métodos y planes de estudio. Esta diseñado para expulsar a los profesores para dar paso a una recontratación por períodos, afectando los derechos mas fundamentales de los trabajadores”, dijo para el programa de las Américas la Maestra y directora Guadalupe Pedro Cortez del estado de Durango, de la escuela Francisco Villa que asistió a la primera mega manifestación convocada por la sección 22 en Oaxaca, realizada al pasado 27 de julio de este año 2015.

Oaxaca: foco de resistencia

Oaxaca1-27-julTras diversas acciones realizadas el 27 de julio de este año 2015, la sección 22 llamó a la primera mega-manifestación, rememorando las protestas del año 2006, donde mas de un millón de personas salieron a las calles. Mas de 20 mil profesores del estado de Oaxaca, así como representantes de otros estados, nutrieron la manifestación, proclamando que si golpean a Oaxaca golpean a todo el magisterio de México.

“La presencia de la policía y el ejercito es una acción intimidatoria porque el gobierno sabe que Oaxaca es una de las secciones mas fuertes a nivel nacional y que repudia la política entreguista del gobierno. Nuestra perspectiva es que el pueblo de Oaxaca se va a levantar y nosotros queremos participar con ellos para que sepan que Monterrey también esta en la lucha nacional”, dijo el profesor Antonio Cota de la Sección 21 del estado Nuevo León, que asistió junto con una comisión de su sección a la primera megamarcha.

Así mismo, la sección 22 junto con representantes de más de 20 secciones pertenecientes a la CNTE argumentaron que en el caso de no haber una respuesta favorable a sus demandas, los profesores llevarán adelante la convocatoria para la huelga nacional.

Captación de lideres

“Es muy común que el gobierno coopte líderes de organizaciones sociales en Oaxaca, incluyendo a los líderes sindicales, donde llegan a un punto de negociación. Es la forma de romper con los procesos de lucha, pero es ahora más que nunca que nosotros tenemos que estar con los ojos bien abiertos”, dijo al Programa de las Américas la profesora Patricia Bautista de la Sección 22.

“Hasta el momento no han podido con Oaxaca y existe un gran interés por tomar el control de este estado, porque somos una bastión de la resistencia contra la reforma educativa. Entonces la reestructuración del IEEPO fue una estrategia muy bien armada para debilitar nuestra resistencia y es casi seguro que algunos líderes tienen algo que ver con esto. Pero mientras no haya una aceptación por parte de las bases, simplemente no pasarán, porque esta es nuestra fortaleza y no nuestros líderes”, evalúa la profesora.

El gobierno del cambio 

Oaxaca2-Jul-27Parece ser que el “Gobierno del Cambio”, como fue bautizada la administración del señor Gabino Cué, actual gobernador de Oaxaca, comienza a reproducir momentos históricos de violencia, mientras que olvida los momentos políticos que le permitieron llegar al poder, como sus alianzas con organizaciones sociales y hasta con la misma sección 22.

El estado de Oaxaca había sido gobernado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por mas de 80 años (1925-2010). El legado del año 2006 fue un contexto de crisis, marcado por más de 27 asesinatos, cientos de detenidos y por una serie de violaciones a los derechos humanos de los manifestantes, provocados por la represión del entonces gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz.

Es en este contexto que la elite política de Oaxaca, por medio de un coalición de partidos de “centro-izquierda” —Partido de Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia-, aprovechó para lanzar a Gabino Cué como candidato a gobernador.

“Gabino Cué fue favorecido por el contexto de la resistencia del 2006 quien aprovechó el momento de crisis de credibilidad en el PRI”, dice Fernando Martínez, ciudadano oaxaqueño que participó como consejero de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). Los profesores de la Sección 22 fueron un engrane fundamental para que Gabino Cué llegará al poder, asevera Martínez para el Programa de las Américas. “Tras una de las represiones mas fuertes de las últimas décadas, haciendo uso del llamado voto de castigo hacia el PRI, también la Sección 22 favoreció a Gabino Cué y parece que ya se le olvido”.

Este Gobernador también fue favorecido por el apoyo de diversas organizaciones sociales con la estrategia llamada “Tequio por el cambio”, una estrategia que implicó pedir el apoyo del pueblo oaxaqueño y de las organizaciones. A cambio de ese apoyo, diversas organizaciones obtuvieron un techo financiero para sus proyectos, o espacios dentro de la nueva estructura de poder que hasta el momento ocupan varios líderes sociales.

“Muchos oportunistas se aprovecharon del contexto de una lucha justa del pueblo oaxaqueño y actualmente fungen como diputados o senadores, los mismos que hoy respaldan la reforma educativa y la militarización de Oaxaca. Pero aun así, sabemos que la lucha de las bases magisteriales es justa y el pueblo no le dará la espalda, aunque se avecine otro momento como el 2006. Porque vivimos un momento donde ya no creemos mas en ningún partido político”, afirmó Martínez.

Sin partidos políticos

Oaxaca3-jul-27Andrés Manuel López Obrador líder del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) no tardó en pronunciarse a favor de la lucha magisterial y por una alianza con la sección 22 para las próxima elecciones por la presidencia en el año 2016. No obstante, la respuesta del líder magisterial de la sección 22 fue de rechazo. “Uno de los principios que hoy rige al gremio es no tener acercamiento con ningún partido político”, dijo el líder magisterial Rubén Núñez.

“Los señores del narco están en el poder y no están en los carteles. El cartel principal es el PRI, el PAN, el PRD y toda la bola de mafiosos que nos gobiernan. Hay una claridad en el sentido de que los partidos políticos tienen que utilizar el engaño, la fuerza, comprar el voto para seguir en el poder y de esa manera en todos los movimientos se está generalizando un ¡no! a los partidos políticos. Porque va a llegar un momento en que los partidos políticos van a quedar fuera y totalmente repudiados, porque no nos representan. El Pacto por México es una muestra de ello. Se ponen de acuerdo PRI, PAN, PRD y aprueban todas la reformas estructurales, previamente acordado”, sostuvo para el Programa de las Américas, Antonio Cota, de la Sección 21 del estado Nuevo León.

En ese mismo sentido, el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en un comunicado del 27 del julio de este año 2015, dirigido a los miembros de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y a los alumnos que asistieron a la llamada escuelita, sostiene que hay que apoyar mutuamente la lucha del magisterio rebelde, presos políticos, así como por los estudiantes de Ayotzinapa ausentes.

Oaxaca4-jul-27“Como quiera, con todo y la escuelita, tenemos que seguir apoyándonos mutuamente y apoyando a quienes luchan por verdad y justicia, como el pueblo Nahua de Ostula que demanda justicia por el ataque que sufrió y en el que fue asesinado por el ejército federal el niño Edilberto Reyes García; como el del pueblo Nahua de Ayotitlán, atacado por guardias blancas y policías al servicio de la trasnacional minera Ternium; como los familiares de los 43 ausentes de Ayotzinapa; como los familiares de l@s niñ@s de la Guardería ABC (que no porque no salga la noticia es que ya no luchan por justicia); como los familiares de pres@s y desaparecid@s polític@s en todo el mundo; como el magisterio rebelde; como la Grecia de abajo y a la izquierda (…)”.

 Mientras tanto más de 70 organizaciones oaxaqueñas, así como comunidades indígenas ya han comenzado a discutir sobre el respaldo hacia las sección 22 y de una posible represión por parte del Estado. Por otra parte, por lo menos 100 organizaciones de derechos humanos de Oaxaca y a nivel nacional han pedido el retiro de las fuerzas policiacas y militares de esta entidad.

De no ser así, responsabilizan directamente a Gabino Cué y a Enrique Peña Nieto de las consecuencias. “Responsabilizamos al Gobierno Federal y al Gobierno del Estado de los hechos que se desencadenen a raíz del proceso de militarización que vive Oaxaca”.

Fotos por Santiago Navarro F.

 

 

 

No comments yet. You should be kind and add one!

The comments are closed.