El hundimiento de Michel Temer

By  |  25 / julio / 2017

“7%” es el índice de aprobación que el presidente de Brasil, Michel Temer, de 76 años, obtuvo en la encuesta de Datafolha el mes pasado por la población del país. Fue elegido como vicepresidente de la ex presidenta Dilma Rousseff, de 69 años, en 2010 y asumió el cargo después de su juicio político en mayo de 2016. Hoy en día los sectores de izquierda y derecha de la sociedad están pidiendo su cabeza, mientras que todavía hay algunos que lo consideran un nombre confiable para mantenerse en el poder y hacer los cambios necesarios.

El movimiento de derecha Vem Pra Rua (Viene a la calle) quiere que Temer salga de la oficina debido a que la Fiscalía Federal brasileña lo denunció por corrupción y Vem Pra Rua defiende su licencia de la presidencia durante 180 para que pueda ser investigado y juzgado por la Suprema Corte Federal. El grupo actúa hacia Temer “de la misma manera que actuó con Dilma Rousseff. El movimiento sólo pidió que el presidente fuera acusado cuando el Tribunal Federal de Cuentas terminó su informe apuntando al fraude fiscal: el llamado ‘pedaleo fiscal’ “.

Para el presidente de la Central Única de Trabajadores (CUT), Vagner Freitas, el hombre de la oficina “no es un presidente legítimo, ya que debería haber sido candidato, presentar y debatir sus propuestas y ser elegido por el pueblo”. Freitas cree que lo que causó la caída de Rousseff fue un golpe de Estado orquestado no sólo por Temer y su partido, sino con sectores conservadores de la sociedad que van desde “parte de los medios de comunicación al Sistema de Justicia”, excluyendo magnates poderosos “codiciosos” y otros partidos políticos conservadores .

Los artistas también están arraigando para ver a Temer acusado. Ya en el día en que los artistas tradicionales se dividían entre mantener o expulsar a Rousseff, pero ahora esperan que esta unión “ayude a entender la arbitrariedad de este terrible momento que estamos atravesando”, explica la actriz Letícia Sabatella. Ella es parte de un movimiento llamado “342” después del número de miembros del congreso que quieren empujar para votar por la remoción de Temer. Cuenta entre las líneas internacionalmente reconocibles nombres como el músico Caetano Veloso y los actores Sonia Braga (Acuario), Wagner Moura (Narcos) y Su Jorge (Ciudad de Dios).

Por otro lado, Eduardo Velho, economista jefe de INVX Global y vicepresidente de Economistas de la Economía Brasileña, señaló que Temer otorgó autonomía a un “excelente personal económico” compuesto por nombres como el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, Del Banco Central durante el mandato de Lula, lo que dio como resultado “una mejora de la recuperación de la credibilidad por parte de la política económica”, que para Velho fue dañada por el gabinete de Rousseff que condujo a “la mayor recesión de la historia de Brasil“. Se esperaba que el todavía alto número de inflación se redujera hasta 2017 y el próximo año de 6% y 5,45%, respectivamente. Tras el cambio de gabinete del año pasado, esas cifras se redujeron a 3,38% y 4,24% ya que la expectativa de crecimiento del PIB para 2018 subió de 1,5% a 2% de acuerdo con el Informe Focus realizado por Bacen entre marzo y julio de 2016. Otro punto que Velho ve como un avance positivo las reformas laborales y de jubilación propuestas por Temer que está dividiendo el país. Sabatella y Freitas ven ambos golpes fuertes a los ciudadanos comunes y creen que estas reformas, junto con los escándalos de corrupción, son la causa del 7% de la aprobación en las encuestas.

Mogul Joesley Batista del gigante de carne JBS expuso grabaciones de audio que contienen conversaciones de soborno con Michel Temer y su actual aliado el senador Aécio Neves en mayo. Las grabaciones también implican a personas supuestamente vinculadas a los ex presidentes Rousseff y Luís Inácio Lula da Silva actuando como proxies. También este último ha sido condenado a casi 10 años por el juez Sergio Moro por lavado de dinero y corrupción pasiva. Mientras que la economía del país está viendo algo de luz adelante la clase política tiene algunos de sus principales miembros implicados en situaciones comprometedoras.

Según el periódico Folha de S. Paulo, Temer tiene ahora un aparato mezclador de voz en su gabinete para evitar grabaciones de sus reuniones. El Gabinete de Seguridad Institucional está analizando la instalación del dispositivo en los gabinetes ministeriales y la residencia presidencial también. Antes de ser grabada por Batista el presidente tenía sus conversaciones con el ex ministro de Cultura, Marcelo Calero también registrado que dejó el cargo tras ser presionado por el ex ministro Geddel Vieira Lima para que pusiera a disposición de la empresa un apartamento que había adquirido. Vieira Lima por su turno fue detenido en julio por la operación de la lava-Jato (Car Wash) bajo la sospecha de obstrucción de la justicia ya que presuntamente trató de bloquear ofertas de acuerdo con el fiscal. Ya había dejado el gobierno después del asunto de Calero.

Los suplentes de Calero, Roberto Freire y João Batista de Andrade, así como la presidenta del banco nacional de desarrollo BNDES, María Silvia Bastos, salieron del gobierno. Las partes aliadas están discutiendo si se disuelven o permanecen en el poder. Esta agitación mejora aún más los discursos de los movimientos. Vem pra Rua tiene una marcha organizada para el 27 de agosto en diferentes ciudades del país, mientras que en abril el país vio una huelga general que perturba las ciudades después de las reformas propuestas del gobierno que CUT fue parte de ella y el 20 de julio salieron a las calles en favor de Da Silva y contra Temer. Vagner Freitas pide nuevas elecciones basadas en la sensación de que Temer es un oportunista y las clases bajas están pagando un alto precio por sus decisiones, mientras Vem Pra Rua, que tiene un objetivo similar, pero con fines diferentes no se ven cerca de los movimientos de izquierda como “estamos contra todos los corruptores y esto no es un programa de izquierda”. En esta cita se refieren a la cercanía de algunos movimientos al partido obrero y su nombre más famoso, Luís Inácio Lula da Silva. Aunque se están organizando protestas, los críticos perciben que no son tan fuertes como estaban contra Dilma Rousseff o el primer presidente impugnado Fernando Collor de Mello.

 

Una bombilla en el pantano

Letícia Sabatella considera a la clase artística como “sólo una bombilla”, pero parte de la totalidad compuesta por la sociedad que los lleva a exponer una “voluntad legítima del pueblo”. Los artistas y otras figuras públicas de renombre desempeñaron un papel importante durante el regreso a la democracia tras una dictadura militar de dos décadas en 1984. “La gran mayoría no quiere vivir en un país miserable, violento e injusto”. Para ella otro problema es la distorsión de la información por los medios de comunicación mientras que el público busca saber lo que realmente está sucediendo en el país.

Otros sectores que claman contra las decisiones de Temer e incluso su posición como presidente incluyen feministas e indígenas. “En todo el panorama veo la falta de respeto hacia la cultura, la educación, la ciudadanía, el medio ambiente, incluso peor que los gobiernos anteriores, la salud y el bienestar, la justicia… lo que justifica su 7% de aprobación”, puntualiza Sabatella.

En el panorama económico Eduardo Velho ve que la salida de Temer inserta una mayor volatilidad para la economía si hay elecciones directas pero denota que el proceso electoral normal que sucede el próximo año ya está cerca. Si bien una elección indirecta puede conducir a una mayor cautela de los inversionistas nacionales y extranjeros. “La imagen en el aspecto político es negativa, pero instituciones multilaterales como FMI y el Banco Mundial se dan cuenta de que hay un cambio positivo en las medidas económicas gubernamentales”.

El sustituto directo de Temer es el Presidente de la Cámara de Diputados de Brasil Rodrigo Maia a quien Freitas ve como una continuación del viejo estilo político que prioriza a la élite mientras que para Velho es alguien con un compromiso con las reformas y la nueva matriz económica que debe mantenerse para mantener la economía de América del Sur en marcha.

 

**El 2 de agosto, la Cámara Baja del Congreso de Brasil votó por que el presidente Michel Temer no fuera sometido a juicio por cargos de corrupción. Durante esta sesión del Congreso, 263 diputados lo apoyaron y 227 votaron en contra de él. Los restantes 23 legisladores se abstuvieron o estuvieron ausentes. No obstante, después de este escándalo, los brasileños cuestionan su derecho a gobernar.

 

 

No comments yet. You should be kind and add one!

The comments are closed.