Los migrantes se unen a la protesta a medida que crece el Movimiento Ocupar Wall Street

By  |  14 / noviembre / 2011

This post is also available in: Inglés

Por Rebecca Ellis

“A medida que este movimiento está tomando forma, estamos tratando de encontrar la manera de atraer a más trabajadores inmigrantes e indocumentados. Es algo que todavía está faltando “, dijo.

Yakupitiyage dice que una de las razones por las que los inmigrantes no están participando es “por el idioma y por cómo Ocupar Wall Street se está promoviendo, este grupo no tiene un único mensaje.”

A diferencia de la reforma del movimiento de de inmigración de 2006 que atrajo a decenas de miles de inmigrantes, el movimiento Ocupar Wall Street se dirige a un amplio rango de temas relacionados en torno a la economía, la guerra y el desempleo.

“La gente tiene problemas para entender y para integrarse a asuntos de inmigración y cómo articularse en temas más amplios”, dijo Yakupitiyage.

El temor a ser arrestados mantiene a los inmigrantes de distancia

Parece haber un consenso general entre los manifestantes y organizadores acerca de que el miedo a ser arrestados y deportados mantiene a muchos inmigrantes indocumentados alejados de las protestas.

Aunque Nicolás Pérez, estudiante de Filosofía de México, tiene una visa de estudiante, solamente fue a la protesta como observador porque tenía miedo de ser arrestado, poniendo en riesgo su visa. “Tienes más que perder que un ciudadano. Pero me cuido.”, Dijo.

Al preguntarle por qué los trabajadores indocumentados y los inmigrantes no han asistido a las protestas de Ocupar en un número tan grande como lo hicieron durante las manifestaciones de inmigración del 2006, Fernández dijo: “Por las nuevas y más represivas leyes contra los inmigrantes”.

Mucho ha cambiado desde 2006, cuando las protestas de la reforma migratoria y huelgas de masas, atrajo a miles de trabajadores indocumentados en protesta por la “ley Sensenbrenner” que ha adoptado duras medidas represivas contra los inmigrantes y rigurizado la frontera México-Estados Unidos. Desde entonces, Arizona aprobó la infame ley SB 1070 y busca la aprobación de leyes aún más duras para restringir los negocios que contratan a trabajadores indocumentados, y emplear un sistema electrónico para verificar el estado de autorización de trabajo. Otros estados, como Alabama, están siguiendo su ejemplo. Una nueva ofensiva contra los inmigrantes se ha centrado en eliminar el derecho constitucional a la ciudadanía al nacer y la aplicación de propuestas de normas de inmigración criminal.

Las deportaciones han aumentado constantemente durante la última década. De acuerdo con los datos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), 324.719 personas han sido deportadas este año hasta la fecha. Estadísticas de ICE indican que las deportaciones se han triplicado en los últimos diez años, de 189.026 en 2001 a un total de 387.242 en 2010.

99% de inmigrantes

Tania Mattos, Coordinadora Legislativa del Concejo Consultivo de la Juventud del Estado de Nueva York, considera que las protestas del Ocupar Wall Street son importantes para colocar el tema de los inmigrantes sobre la mesa.

“Hay un movimiento en marcha y un gran sentimiento anti-inmigrante en este país, especialmente en estados como Alabama”, dijo Mattos, en referencia a la nueva ley estatal que prohibe a los inmigrantes indocumentados el acceso a los servicios, incluyendo servicios de agua y las transacciones comerciales.

“El rostro de la América racista viene de nuevo desde el Sur. Pero al mismo tiempo, el movimiento pro-inmigrante está creciendo “, dijo. “La lucha en Nueva York es relativamente fácil. Pero el cambio tiene que suceder en el Sur.”

Mattos dijo que el efecto combinado del endurecimiento en la aplicación de las políticas contribuye a un ambiente nacional que desalienta a los inmigrantes a hablar. Ella espera que las protestas de Ocupar proveerán un foro para presionar por la aprobación de la propuesta de Ley del Sueño de Nueva York. El Concejo Consultivo de la Juventud de New York está bregando para la aprobación de la ley cuando se abra la sesión legislativa en enero. Ella espera que si Nueva York, con un 40 por ciento de población inmigrante, aprueba la medida, una ley federal podría surgir en unos pocos años.

Mattos está de acuerdo en que es necesario un cambio en el mensaje de las protestas para hacer frente a los derechos de los inmigrantes.

“Tiene que haber una estrategia específica en el movimiento. Todos los miembros deben entender que aún está en desarrollo. Tenemos que ir allí y representar los problemas económicos de los trabajadores indocumentados “, dijo.

Yakupitiyage está ayudando a iniciar un grupo no oficial de trabajo para planificar las manifestaciones por los derechos de los inmigrantes de un modo permanente y continuo que se celebrará en paralelo a las protestas Ocupar. Al igual que en la marcha del trabajo que tuvo lugar el 5 de octubre, estas protestas se centrarán específicamente en asuntos de inmigración. Ella espera que también proporcionarán un espacio seguro para que los inmigrantes y trabajadores indocumentados participen sin temor a la posibilidad de ser arrestados y deportados.

Mattos finaliza haciendo hincapié en la conexión de los asuntos de inmigración con  las protestas de Ocupar Wall Street. Ella ve a los inmigrantes integrando un fuerte contingente del “99%”.

“Los inmigrantes han sido víctimas del capitalismo. Somos refugiados económicos y tenemos que atravesar el sistema americano defectuoso y sufrir las consecuencias. No queremos aceptar eso”, dijo Mattos.

Rebecca Ellis es periodista independiente de Nueva York y colaboradora del Programa de las Américas www.ciponline.org/es.

Traducción: Viviana Vitulich

No comments yet. You should be kind and add one!

The comments are closed.