Causa y efecto del cambio climático, una perspectiva de las Américas

By  |  15 / enero / 2008

This post is also available in: Inglés

"Nosotros, la raza humana, hemos alterado sustancialmente la atmósfera de la tierra. En
el 2005, la concentración de dióxido de carbono sobrepasó los límites naturales
que han existido por más de 650,000 años. Once de los años más cálidos
desde que se han mantenido registros instrumentales ocurrieron durante los últimos 12 años.
Por lo tanto el cambio climático está acelerando".

Rajendra Pachauri, presidente del IPCC

El 17 de noviembre del 2007 en Valencia, España, más de 2,500 de los científicos
del clima más importantes del mundo hablaron con una voz. Su portavoz era el Dr. Rajendra Pachauri,
un ingeniero industrial educado en EEUU, un experto en la energía y antiguo miembro de la Indian
Oil Corporation Limited. Pachauri dirige el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC,
por sus siglas en inglés), un grupo voluntario de científicos del clima trabajando con
la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMCC) y la Organización
Mundial Meteorológica1 (OMM).

La Fundación Nobel lanzó al Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC)
a la primera plana de los medios en octubre del 2007 al otorgarles el Premio Nobel de la Paz de 2007,
un honor que comparten con el antiguo vicepresidente de EEUU Albert Arnold Gore, Jr. Aunque el Gore es
la estrella de la película Una verdad incómoda, galardonada con un oscar, son los miembros
del IPCC que proporcionan los fundamentos intelectuales para sus argumentos.

Al explicar sus razones por haber escogido a Gore y al IPCC, el Comité Nobel declaró lo
siguiente:

"Al otorgarles el Premio Nobel de la Paz del 2007 al IPCC y a Al Gore, el Comité Nobel
noruego está procurando contribuir a un enfoque más penetrante en los procesos y decisiones
que parecen ser necesarios para proteger el clima futuro del mundo, y de esa forma reducir la amenaza
a la seguridad del género humano. La acción es necesaria ahora, antes de que el cambio
climático llegue a estar fuera del control de los seres humanos."2

El IPCC recibió el premio en reconocimiento por su Cuarto Informe de Síntesis (publicado
el 17 de noviembre del 2007). Este informe explica los cambios en el clima global con mejor certidumbre
estadística que nunca, y establece la relación causal entre el cambio climático
y la contaminación humana. A pesar de que éste no es el primer informe mayor que el IPCC
ha hecho público—ha presentado informes en intervalos de cinco o seis años desde el 19903—es
sin lugar a dudas el más enfático.

Los informes científicos miden "cambios" en la atmósfera del planeta. También
abordan el tema delicado de qué ha causado los cambios y de qué forma están relacionados
con la contaminación. Los científicos del IPCC también analizan escenarios alternativos
futuros, cada uno con costos y beneficios proyectados, al igual que futuros patrones de cambio climático,
subidas en el nivel del mar, escaceses de agua, etc.

Desde 1988 la ciencia ha estado mejorando y los expertos han estado lentamente desplazando cualquier
duda de que nuestra pasión por los combustibles fósiles es la responsable por los cambios
drásticos en el clima de nuestro planeta. Su ciencia brinda los números que respaldan los
daños causados por consumir, (mayormente quemar), 12 miles de millones de barriles de petróleo
cada año. El daño a la atmósfera del planeta y sus consecuencias drásticas
han sido explicadas cada cinco años por el IPCC, pero hasta el cuarto informe los medios de comunicación
no les habían dado mucha cobertura, especialmente en las naciones que más contaminan del
mundo, EEUU y China.

El tercer informe y los cabilderos

El tercer "Informe de Evaluación" fue publicado en el 2002. En esos momentos el Dr.
Robert T. Watson, un químico atmosférico, presidía sobre el IPCC. Su término
como presidente estaba concluyendo y se esperaba que fuera reelecto. Watson llevaba largo tiempo abogando
por acción agresiva en los recortes de las emisiones de los gases que atrapan el calor. Con esto él
no se ha hecho querer en los sectores petroleros y de energía, especialmente en EEUU.

En un artículo del New York Times publicado el 3 de abril del 20024,
Andrew C. Revkin notó lo siguiente:

"Los fabricantes de autos y las compañías de petróleo por buen tiempo han
considerado al Dr. Watson un enemigo, y sus cabilderos han dicho que el Dr. Pachauri, quien había
trabajado con la industria en el pasado, claramente era preferible. Algunos científicos del panel
[IPCC] dijeron que es posible que el Sr. Bush acabe arrepintiéndose de haberlo escogido, señalando
que el Dr. Pachauri ha criticado repetidamente al presidente por no actuar de forma más agresiva
en los recortes de las emisiones de los EEUU, el cual es la fuente más grande de gases que atrapan
el calor".

La industria petrolera con base en EEUU hizo todo lo posible por sepultar el tercer informe del IPCC.
Veían el cambio climático como una amenaza a sus ganancias, las cuales han batido todos
los récords, y temían la litigación por daños relacionados al cambio climático.
ExxonMobil, entonces la compañía petrolera más grande del mundo, presionó al
gobierno de EEUU para que destituyera a Watson de la presidencia del IPCC, citando sus relaciones con
la prensa y su relación con la administración anterior de Clinton-Gore.

El 6 de febrero del 2001, A. G. (Randy) Randol III Ph.D., Cabildero de ExxonMobil y "Asesor Superior
Ambiental" le envió un fax5 a John Howard del Consejo
sobre la Calidad Ambiental (CEQ) del gobierno de EEUU titulado: "Referencia: Equipo Bush para las
Negociaciones del IPCC".6 Howard es un abogado de Texas que
se especializa en los asuntos de política ambiental. Él se trasladó del CEQ y hoy
día es el presidente del Consejo para las Políticas y Tecnología Ambientales de
la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Él además trabajó en el Ejecutivo
Ambiental del presidente Bush y representó a la Casa Blanca en Bonn, 2001 con respecto al cambio
climático. El fax de Randol dice:

"El IPCC está presidido por Robert Watson, un norteamericano que también es el
encargado principal de las ciencias en el Banco Mundial (Director, Departamento Ambiental). Watson fue
cuidadosamente seleccionado por Al Gore y tuvo un puesto en la oficina de políticas de Ciencias
y Tecnología de la Casa Blanca de Clinton-Gore. Su término en el IPCC concluye al completarse
el Tercer Informe de Evaluación. Sin embargo, lo pudieran extender en una sesión del IPCC
este año o el próximo.

[…] Asunto: ¿Watson puede ser reemplazado en estos momentos a petición de EEUU?"

El equipo de EEUU no endosó la reselección de Watson. Su término no fue renovado
y Pachauri tomó las riendas del IPCC. En esos momentos el Departamento de Estado de EEUU estaba
negociando un tratado nuclear con la India. Les parecía que pudiera ser de buen augurio para sus
relaciones si reconocían a un científico indú. La industria lo consideraba alguien
con una perspectiva que se asemejaba más a la de ellos que la de Watson. Las cámaras de
vídeo se enfocaron en Watson entre el público en Oslo observando cuando Pachauri y Gore
recibieron sus galardones.

La fecha en que se emitió el Cuarto Informe de Evaluación les dio a los responsables
de políticas un mes para digerir la ciencia y sugerir respuestas de políticas apropiadas
antes de la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas en Bali, Indonesia7 entre
el 3 y 14 de diciembre. En las palabras de Pachauri, "el ‘Informe de Evaluación’ corto y
de extremadamente fácil lectura [está] dirigido explícitamente a los responsables
de políticas".

La conferencia de Bali también fue anfitriona de la tercera reunión del Protocolo de
Kyoto. Este protocolo firmado por el presidente de EEUU Clinton cuando Gore era vicepresidente no fue
ratificado por el Senado que en esos momentos estaba controlado por los Republicanos. Los grupos de presión8 abogando
por "retirar la suscripción" al protocolo Kyoto incluyen el Competitive Enterprise Institute
(CEI), una organización que Greenpeace9 señala que
está "en el mismo medio de la campaña de información errónea sobre el
efecto invernadero global". Aunque no se le llegó a dar marcha atrás a la suscripción
al protocolo Kyoto, tampoco fue ratificado jamás y en EEUU no tiene vigencia. Después de
días de forcejeos, el gobierno de EEUU finalmente se comprometió a reducciones de emisiones
en Bali.

El Protocolo de Kyoto se vence en el 2012. Debido a la aceleración reciente del efecto invernadero,
los científicos sugieren que sea reemplazado por un acuerdo más comprehensivo para el 2010.
Ahora que el gobierno nuevo en Australia ha establecido que el cambio climático es su prioridad
número uno y ha firmado el Protocolo de Kyoto, EEUU es el único país desarrollado
ausente del acuerdo Kyoto.

Se espera que el acuerdo del 2010 cuente con participación global que incluya a los contaminadores
claves, EEUU y China. En el consenso de Bali el gobierno de EEUU acordó recortes generales, y
China, anteriormente exenta como país en vías de desarrollo, acordó realizar recortes
voluntarios.

Cambio climático en el hemisferio occidental

En la jerga técnica del cambio climático, el mundo consiste de fuentes y sumideros.
Una fuente es algo que produce el gas de efecto invernadero dióxido de carbono, CO2 (carbono).
Un ejemplo de una fuente es la quema de carbón para generar electricidad. La quema del carbón
(una fuente de combustible fósil) libera energía para crear electricidad (por ejemplo),
pero también emite carbono a la atmósfera. El carbono causa calentamiento global.

Un sumidero es lo opuesto; es algo (normalmente vida vegetal) que absorbe los gases de efecto invernadero
en exceso (carbono y otros) del aire. Un ejemplo es un bosque. Los árboles son de especial importancia
en el subcontinente suramericano, y en EEUU y Canadá, donde todavía existen grandes predios
de bosques.

Tal como dijo Gore en su ponencia al aceptar el Premio Nobel de la Paz:

"Así es que hoy vertimos otras 70 millones de toneladas más de contaminación
de calentamiento global en el fino cascarón de atmósfera que rodea a nuestro planeta, como
si fuese una cloaca abierta. Y mañana, arrojaremos una cantidad un poco mayor, con las concentraciones
cumulativas hoy día atrapando más y más calor del sol".

Los científicos climáticos explican que las políticas sensatas se deben enfocar
en detener el arrojamiento (reducir fuentes) y reemplazarlas con sumideros para reparar el daño
ya hecho. Desafortunadamente, según se explica a continuación, la situación actual
en las Américas está diametralmente opuesta a las políticas sensatas.

Suramérica, Centroamérica y el Caribe

Al aplicar esta perspectiva de fuentes y sumideros a la región se vislumbran las oportunidades
y retos con respecto al cambio climático. Además, el análisis refleja los efectos
del cambio climático experimentados por la región, y qué se puede esperar durante
las próximas décadas.

En la región los efectos del cambio climático global están altamente correlacionados
con las fuentes (tales como la quema de petróleo, carbón y gas) pero el continente también
tiene muchos sumideros potenciales.

Con poblaciones y economías relativamente pequeñas, la región no es una emisora
mayor de carbono a consecuencia de la quema de combustibles fósiles.10 Dos
países de América Latina son protagonistas en el campo de la energía global (México
y Venezuela) en la producción del petróleo y el gas natural para la exportación.
Aunque de importancia en la región, excluyendo a México, América Latina produjo
menos del 9% de la producción global total del 2006.11 Cuando
añadimos a México (con casi el 5% de la producción global de petróleo), todo
el rendimiento de petróleo de América Latina sigue siendo menos que el de Arabia Saudita.
Con respecto al uso de las tierras, las regiones tropicales y subtropicales más grandes de Suramérica
pueden servir como un sumidero global considerable. Al absorber carbono de la atmósfera, los bosques
de Suramérica en particular, desempeñan un papel vital y ayudan a estabilizar el clima
regional.

Desafortunadamente, cambios recientes en el uso de las tierras han llevado a América Latina
a tomar un camino equivocado. Se están eliminando sumideros a un paso acelerado. Al mismo tiempo
las fuentes, especialmente los yacimientos de petróleo, se siguen explotando para proveer a los
mercados de energía en la región y el extranjero.

La tala a gran escala de bosques tropicales antiguos para la producción maderera o para abrirle
el paso a las grandes empresas agrícolas es perjudicial para el cambio climático. Muchos
de los productos de las grandes empresas agrícolas se producen como alimentos para la exportación,
o para producir fuentes de energía que sustituyen al petróleo (biocombustibles12)
tales como el biodiésel y el etanol, consumidos principalmente en el transporte y la generación
de electricidad. Los biocombustibles complementan, no suplantar, el uso de combustibles fósiles,
por ende también son perjudiciales para el cambio climático. De hecho, la producción
de ciertos biocombustibles (tales como la elaboración de etanol del maíz13)
a menudo exige más entradas de combustibles fósiles (transporte, fertilizantes, maquinaria
y procesamiento) con el fin de producir un biocombustible que produce menos energía al quemarlo.
Esta paradoja de la economía energética puede tener perfecto sentido comercial si existen
subsidios estatales adecuados.

El IPCC le dedica un capítulo completo a América Latina en su informe titulado: Cambio
Climático 2007: Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad el cual explica cómo el uso
de las tierras afecta el clima.

Declara que, "La deforestación en las zonas tropicales de América Latina será uno
de los desastres ambientales más serios de la región. Actualmente, América Latina
es responsable del 4.3% de las emisiones de gases de efecto invernadero. De estas, 48.3% son el resultado
de la deforestación y cambios en el uso de las tierras. Para el 2010 las zonas de bosques en Sur
y Centroamérica se verán reducidas por 18 millones de hectáreas (Mha)
y 1.2 Mha, respectivamente. Estas áreas serán usadas para pastos y la expansión
de la producción ganadera.

Si la deforestación de la Amazonia brasileña sigue el paso que tuvo durante el periodo
2002-2003 (2.3 Mha/año) indefinidamente, entonces 100 Mha del bosque (alrededor de 25% del bosque
original) habrá desaparecido para el año 2020, y ya para el 2050 (si contamos con un escenario
sin cambios) 269.8 Mha se habrán deforestado. Mediante modelos de simulación, los estimados
para la Amazonia brasileña … en el peor de los casos, para el 2050 la tendencia de deforestación
proyectada eliminará 40% de los 540 Mha de bosques amazónicos actuales, liberando aproximadamente
32,000 millones de toneladas (109 toneladas/ha) de carbono en la atmósfera. Además, según
la tendencia actual, la expansión agrícola eliminará dos tercios de la cubierta
forestal de cinco cuencas mayores y diez ecoregiones, al igual que la pérdida de más del
40% de 164 hábitats de especies mamíferas".14

Hidroelectricidad, ríos, glaciares y niveles del mar

Suramérica produce mucha de su energía mediante la hidroelectricidad, particularmente Brasil,
Venezuela y Paraguay (un exportador neto de electricidad). Pero el IPCC ha proyectado que las alzas en
el nivel del mar, el derretimiento de los glaciares, y los eventos climáticos extremos afectarán
adversamente a estos mismos ríos. Según suben los niveles del mar, el agua salada marina
avanza río adentro poniendo en peligro los suministros de agua para las ciudades situadas en deltas
grandes tales como Buenos Aires, Argentina, la cual devenga su agua potable del Río de la Plata,
el delta del Río Paraná.

Chile también deriva una cantidad no insignificante de su generación de electricidad
renovable de sus plantas hidroeléctricas de ríos embalsados en los Andes. Sin embargo,
los glaciares derritiéndose en las zonas elevadas de los Andes también ponen en peligro
los suministros de agua y los hidroeléctricos en todas las naciones andinas desde Colombia15 hasta
Chile y Argentina. El derretimiento glacial dificulta la producción hidroeléctrica durante
todo el año, y aumenta el riesgo de inundación en los valles de ríos.

Países de producción petrolera

Desde la perspectiva de las fuentes de carbono, la región tiene un productor petrolero mayor,
el miembro de la OPEC Venezuela, y muchos actores menores que exportan petróleo y gas a EEUU o
a otros países de la región. Estos incluyen: Bolivia, Brasil, Perú, Ecuador, Argentina,
Trinidad & Tobago y Colombia.

Todas las naciones de las Américas consumen petróleo. En la mayoría de las naciones
el consumo está aumentando mientras que los suministros disminuyen, causando aumentos en los precios.
Los que hacen campaña con respecto al clima piensan que es de importancia crítica que los
gobiernos tomen medidas para reducir el consumo de combustibles fósiles y que alienten la investigación
y la producción de recursos de energía alternativa que sean neutrales o negativos con respecto
al carbono.

En la mayoría de las Américas no se les ha hecho caso a sus súplicas. Algunos
países han comenzado a tomar medidas para reducir el uso de energía, principalmente debido
a escaseces y no por razones de cambios climáticos. Entre ellos Cuba es un país pionero
con varias medidas prácticas incluyendo el reemplazo mandatario de bombillas de luz de tungsteno
con bombillas de halógeno eficientes energéticamente.

Algunos países están enfrentando escasesces de energía especialmente en el cono
sur donde los altos niveles de crecimiento en Argentina (todavía un exportador neto de petróleo)
y Chile están causando escaseces en los suministros de electricidad y gas.

Muchas de las naciones más pequeñas y pobres del Caribe se les ha hecho difícil
pagar los pecios altos de las importaciones de petróleo. Esto ha llevado a los subsidios de las
exportaciones petroleras por parte de Venezuela. Dicho país también subsidia a algunos
grupos no privilegiados en EEUU y también el costo del petróleo usado en la transportación
pública por los servicios de autobús de Londres. Las medidas de solidaridad como estas
pueden ser positivas para la integración regional y sí ayudan a aliviar las dificultades
presentadas por las alzas en el precio del petróleo, pero no ayudan para nada o muy poco al cambio
climático.

Preservación no crecimiento

El presidente Rafael Correa de Ecuador ha planteado algunas de las sugerencias más innovadoras
para enfrentar los retos del cambio climático. Ecuador es un país exportador de petróleo
y confronta problemas extremos en saldar su deuda nacional. La teoría convencional de crecimiento
económico indica que se debe aumentar la producción de petróleo para la exportación
con vista a la reducción de las obligaciones con respecto a la deuda.

Correa, un economista de por sí, ha escogido otro camino. Él creó una comisión
para evaluar la legitimidad de 30 años de acumulación de deuda autorizada por la Comisión
Crédito.16 Él también ha sugerido que a su
gobierno le paguen para mantener el petróleo bajo tierra en zonas de sensitividad ecológica
en la Amazona ecuatoriana.

En una carta17 a las Naciones Unidas fechada el 24 de septiembre
del 2007 Correa plasmó su propuesta. A continuación se encuentra un pasaje de esa carta:

"El cambio climático no tiene fronteras; sin embargo, es necesario hacer hincapié de
que su distribución e impactos no son equitativos. Mientras que el ciudadano promedio estadounidense
genera seis toneladas de carbono por año y un ciudadano promedio europeo genera casi tres toneladas
por año, el promedio mundial de emisiones per cápita es de aproximadamente unas 1.3 toneladas
por año, una gran asimetría. Esta realidad establece claramente dónde recaen las
responsabilidades mayores por los efectos ambientales sobre la vida de este planeta. Esta situación
no pretende ignorar las emisiones en aumento de algunos países en vías del desarrollo,
si no demostrar que el modelo actual de crecimiento, basado en el uso intensivo de combustibles fósiles
y el consumo excesivo, es insostenible y beneficia a una minoría "privilegiada" de nuestra
sociedad moderna, pero nos hace un daño enorme a todos nosotros".

América del Norte

En América del Norte la producción del petróleo en EEUU y México está disminuyendo
debido a que los yacimientos están cada vez más reducidos. Sin embargo, estos dos países
siguen siendo responsables por el 12% de la producción global de petróleo. En Canadá,
la producción en base a arenas petroleras está aumentando a un ritmo constante de casi
un millón de barriles al día si contamos solamente al norte de Alberta.18 La
explotación del petróleo canadiense representa alrededor del 4% de la producción
global. La explotación marginal, tal como la minería de arenas petrolera canadiense, es
costosa, ineficiente energéticamente y una fuente significativa de contaminación.

EEUU sigue siendo a grandes leguas la economía más grande del mundo y el consumidor
de energía más grande del mundo (aproximadamente 25% del consumo global de petróleo
y electricidad). El uso del dólar EEUU como la moneda global para la energía en los mercados
del petróleo implica que EEUU desempeña un papel activo en las relaciones internacionales
de energía. También cuenta con la mayor fuerza militar del mundo y se está involucrando
más y más en la "seguridad energética".

Según decae la producción petrolera estadounidense, el consumo interno continúa
aumentando. En vez de controlar el consumo nacional del petróleo y de esa forma reducir la creación
de gases de efecto invernadero, el gobierno de EEUU escoge reemplazar su déficit de energía
con importaciones de petróleo extranjero y con aumentos de otros combustibles fósiles,
junto con otras fuentes menores tales como la energía nuclear. EEUU también está reemplazando
el uso del petróleo importado con la explotación masiva de los yacimientos de carbón,
especialmente para la generación de electricidad. La quema del carbón es incluso más
dañina con respecto al cambio climático que la quema del petróleo.

Gore, en su ponencia al aceptar el Nobel, le prestó atención particular al uso del carbón
para la generación de la electricidad. Él hizo un llamado para "… una moratoria en
la construcción de cualquier instalación nueva en que se queme carbón sin la capacidad
de captar y almacenar de forma segura el dióxido de carbono".19

Hasta la fecha las políticas energéticas de EEUU han sido contraproducentes tanto en
términos de aumentar los niveles de consumo y en sabotear acuerdos ambientales multilaterales.
El no haber ratificado el Protocolo de Kyoto ha afectado de forma muy negativa la reputación internacional
del país. A pesar de que inicialmente los representantes del gobierno de EEUU en Bali se resistieron
a los controles obligatorios de emisiones, finalmente se comprometieron a un consenso atenuado. EEUU
parece pretender seguir resistiendo los límites del carbono y la imposición de impuestos.

Los poderosos cabildos de las corporaciones multinacionales con base en EEUU que dependen del sector
petrolero se esforzarán después de Bali por impedir que el país se someta a un acuerdo
para reemplazar a Kyoto. Sin embargo, EEUU de ninguna manera es el único país que estaría
expuesto a la imposición de impuestos sobre las emisiones del carbono.20

Europa y Japón también se enfrentarán a enormes costos económicos si tales
medidas se establecen. La diferencia es que ellos apoyaron de forma activa tales cambios en Bali y encontraron
obstáculos por parte de EEUU.

Falta de voluntad política

Diciembre del 2007 fue un mes clave para la consciencia sobre el cambio climático y la acción
política con el Premio Nobel en Noruega, el 10 de diciembre, y la conferencia sobre el cambio
climático en Bali del 3 al 14 de diciembre. A pesar de que se llegó a un acuerdo estableciendo
pautas para el futuro, éste no cuenta con límites precisos en cuanto a emisiones de carbono,
y está grandemente diluido. Los acuerdos con respecto a las fuentes parecen haberse estancado
pero los sumideros (mayormente relacionados a la forestación) han mostrado algo de progreso.

Mientras Gore y Pachauri ocupaban el escenario en Noruega, los líderes mundiales estaban escogiendo
opciones políticas en la conferencia sobre el cambio climático en Bali. Entre bastidores
las corporaciones del mundo de energía y transporte presionaban frenéticamente a sus gobiernos,
gastando millones en campañas publicitarias "verdes" como parte de sus esfuerzos para
efectuar retrasos adicionales en las acciones con respecto al cambio climático. Su presupuesto
es mucho mayor que el del Nobel o de la CMCC. Los acuerdos y cumplimiento del futuro dependerán
de la consciencia pública, y la cobertura que brindaron los medios de comunicación sobre
los sucesos en Bali y Oslo fue relativamente escasa.

En su ponencia al aceptar el Premio Nobel de la Paz Gore habló de una falta descarada de voluntad
política por parte de los líderes del mundo según lo tipifica el hombre que le quitó la
presidencia en las elecciones del 2000 en Florida. El año final en que George W. Bush estará en
el poder es una época crucial para la acción multilateral con respecto a limitar los efectos
del cambio climático futuro. Hasta la fecha su presidencia ha bloqueado tal progreso consistentemente.
Gore describió esta actitud al parafrasear el comentario de Winston Churchill sobre la falta de
reacción de los líderes mundiales ante la amenaza de Adolf Hitler durante la intensificación
antes de la Segunda Guerra Mundial:

"Siguen en su paradoja extraña, decididos sólo a estar indecisos, resueltos a estar
irresolutos, firmes en la flaqueza, sólidos en la fluidez, todopoderosos para ser impotentes".

La interrogante de vital importancia es si las políticas del consumo continuarán o si
los responsables de políticas finalmente se darán cuenta del poder que tienen para impedir
un desastre global mayor.

 

Notas

  1. http://www.wmo.int/pages/index_en.html
  2. http://www.nobelprize.org/
  3. Los informes del IPCC I., 1990, II. 1995, III. 2001 & IV.
    2007. Todos se pueden hallar en: http://www.ipcc.ch/ipccreports/assessments-reports.htm
  4. http://query.nytimes.com/gst/fullpage.html?res=9B06E2D8133AF930A35757C0A9649C8B63
  5. Para leer sobre la revelación y para obtener una copia
    del fax: http://www.nrdc.org/media/pressreleases/020403.asp
  6. Es posible que nunca hubiésemos sabido sobre este fax
    si no fuera por una solicitud en base a la Ley de Libertad de Información (FOIA) presentada por
    el NDRC (Véase la nota anterior).
  7. http://www.unfccc.int/
  8. Referencia: campañas organizadas por comités asesores
    que reciben fondos petroleros tales como el Competitive Enterprise Institute (CEI) http://www.cei.org/utils/printer.cfm?AID=3253
  9. http://www.exxonsecrets.org/html/orgfactsheet.php
  10. Aproximadamente 2.5% del mundo.
  11. http://www.bp.com/liveassets/bp_internet/globalbp/globalbp_uk_english/
    reports_and_publications/statistical_energy_review_2007/STAGING/local_assets/
    downloads/pdf/table_of_world_oil_production_2007.pdf
  12. Laura Carlsen, "La trampa de los agrocombustibles," Americas
    Policy Program Special Report (Washington, DC: Center for International Policy, September 11, 2007):
    http://www.ircamericas.org/esp/4574
  13. Véase Science, Vol. 312, p. 1747, 26 June 2006.
    Para una copia en línea véase: http://petroleum.berkeley.edu/papers/Biofuels/BiofuelsTop.htm acceso
    obtenido el 12/12/2007.
  14. Magrin, G., C. Gay García, D. Cruz Choque, J.C. Giménez,
    A.R. Moreno, G.J. Nagy, C. Nobre y A. V i llamizar, 2007: Latin America. Climate Change 2007: Impacts, Adaptationy Vulnerability. Contribution of Working Group II to the Fourth Assessment
    Report of the Inter governmental Panel on Climate Change
    , M.L. Parry, O.F.
    Canziani, J.P. Palutikof, P.J. van der Linden y C.E. Hanson, Eds., Cambridge University Press, Cambridge,
    UK, 581-615. http://www.ipcc.ch/ipccreports/ar4-wg2.htm (acceso obtenido el 11/12/2007).
  15. El informe del IPCC indica que 80% del hielo glacial ya está comprometido
    en Colombia y el problema está empeorando.
  16. Artículo sobre el CAIC en inglés por Gail Hurley,
    representante inglés del comité: http://www.cadtm.org/spip.php?article2669&var_recherche=CAIC%20Ecuador
  17. Esta carta se puede descargar en formato PDF aquí: http://www.ecuador.org/bulletin_board/relative_docs/letter_climachange.pdf (acceso
    obtenido el 12/12/2007)
  18. Sitio web del Departamento de Energía de la provincia
    de Alberta: http://www.energía.gov.ab.ca/OurBusiness/oilsands.asp
  19. La viabilidad técnica de tales medidas no está más
    allá de los límites de lo posible y es más, algunas estaciones en que se quema carbón
    ya hacen esto pero es costoso y se tienen que inyectar gases de desperdicio a lugares profundos bajo
    la superficie de la tierra . Para más detalles, véase el libro de George Monbiot: Heat:
    How to Stop the Planet from Burning
  20. Las multinacionales globales más grandes dependen en
    gran medida del petróleo. Esto está claro al sólo ver la lista de las 12 principales
    de las Fortune Global 500 de 2006. De las 12, siete tienen base en EEUU; seis son comapñías
    de petróleo (ExxonMobil, Royal Dutch Shell, BP, Chevron, ConocoPhillips, & Total), cuatro
    son fabricantes de vehículos (General Motors, DaimlerChrysler, Toyota & Ford) una es una fabricante
    de electricidad (General Electric) y la otra es una minorista, también dependiente en gran medida
    del transporte global (Wal-Mart tiendas).

 

No comments yet. You should be kind and add one!

The comments are closed.