Últimos artículos de Kau Sirenio Pioquinto

Las mujeres construyen su seguridad comunitaria

Con el surgimiento del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional en Chiapas en 1994, en Guerrero también surgieron las mujeres que alzaron la voz en contra de la violencia social e institucional.

Hartazgo e injusticia, semillas de la Policía Comunitaria

El proceso organizativo de la Policía Comunitaria en la región, ahora conocido como territorio comunitario, nace en octubre de 1995 cuando 36 comunidades se comienzan a organizar para enfrentar el problema de la violencia.

La despedida del “Caballero de las Mil Batallas”

A lo largo de su larga trayectoria de lucha, recibió muchas amenazas de los gobernantes en turno; incluso, lo encarcelaron dos veces. “Es mejor que te encierren, de todos modos no pueden con la conciencia”, solía decir.

La danza de la balas en Acapulco

La fiesta dominguera en el puerto de Acapulco aún no terminaba cuando se desató una balacera que recorrió la costera Miguel Alemán desde Caleta hasta el Farallón.

San Quintín: Nada ha cambiado

A un año de que los jornaleros del Valle de San Quintín tomaron la carretera transpenínsular para reclamar aumento salarial y seguridad, nada ha cambiado. El trato en los surcos sigue igual coinciden mujeres activistas, aunque el gobierno del estado lo niega.

Cochoapa el Grande: La cultura y la pobreza

La pobreza en la Montaña de Guerrero es la más alta del país, según el Consejo Nacional Población (CONAPO). Los municipios de Metlatonoc, Cochoapa el Grande, Acatepec, Malinaltepec y Atlamajalcingo del Monte–todos ellos habitados por indígenas Ñuu Savi y Me’phaa–son ahora los últimos en desarrollo económico en México.

Indígenas de Ayutla, en el abandono y hostigados

En la Concordia son comunes las enfermedades respiratorias y gastrointestinales. El centro de salud que tiene la comunidad se cierra los viernes a partir de las tres de la tarde. Un médico y un enfermero dejan la comunidad los fines de semanas.

Recent Comments by Kau Sirenio Pioquinto

    No comments by Kau Sirenio Pioquinto