La Semana Nacional de Energía Solar es una bocanada de aire fresco, en contraposición al telón de politiquería sobre la privatización de la industria petrolera mexicana en la próxima administración presidencial. El suceso alimenta la esperanza para alternativas limpias al sucio negocio de la explotación de petróleo.

Mientras la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES) llevaba a cabo su evento anual del 2 al 6 de octubre en Veracruz, sobre la Costa del online casino Golfo de México, el G8 5, Grupo de Ocho naciones ricas más una docena de otras naciones realizaba su segunda Reunión Ministerial sobre el Cambio Climático, la Energía Limpia y el Desarrollo Sustentable del 3 al 5 de octubre en Monterrey, sólo a unas horas de la frontera con los Estados Unidos.

La agenda de la Asociación fue el aporte más reciente a un esfuerzo en curso de 30 años para estructurar un programa nacional de capacitación para ayudar a todos