Informe de biodiversidad de CIP Programa de las Américas—noviembre 2009


  1. Argentina: Congreso Forestal Mundial

  2. México: Gobierno aprueba siembra de maíz transgénico

  3. Repudio al aceite de palma "sostenible"

 

1. Argentina: Congreso Forestal Mundial

Entre el 18 y el 23 de octubre tomó lugar en
Buenos Aires el 13er Congreso Forestal
Mundial. Foto: www.lineacapital.com.ar.

Entre el 18 y el 23 de octubre tomó lugar en Buenos Aires el 13er Congreso Forestal Mundial (CFM), un encuentro internacional que reúne a representantes de la industria forestal—léase monocultivos industriales de árboles—gobiernos, organismos científicos y la empresa privada. Numerosas fueron las organizaciones sociales y ecologistas suramericanas que no vacilaron en expresar su malestar ante el congreso y todo lo que éste representa.

Para el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales (WRM), organización con sede en Uruguay, las manipulaciones semánticas empleadas en las comunicaciones del CFM son muestra de todo lo que está mal con este evento. Ejemplo de esto es el empeño en llamar a las plantaciones de árboles ‘bosques plantados’. "La cuestión de los ‘bosques plantados’ es una de nuestras principales preocupaciones, dado que esos supuestos ‘bosques’ (que son en realidad monocultivos de árboles) están teniendo un fuerte impacto sobre la subsistencia y el medio ambiente de poblaciones del mundo entero", expresó el WRM.

"Uno de los objetivos de este encuentro es promover el monocultivo de arboles exóticos o importados, con lo cual se alteran gravemente las relaciones al interior de los ecosistemas naturales y con ello la vida misma", declaró la Red Nacional de Acción Ecologista de Argentina en un comunicado titulado ‘Los Arboles Son Mucho Más Que Madera’. "En este proceso creciente de cultivo de árboles, la expansión productiva ocurre en una estructura agraria en la cual se manifiesta una creciente concentración económica, afectando de esta manera a miles de productores, principalmente a los más pequeños. Se hace presente y visible la desnacionalización de la producción agrícola y su inclusión en un complejo agroindustrial ligado a la oferta monopólica de insumos y tecnologías—semillas y maquinarias. Complejo impulsado y en manos de unas pocas empresas extranjeras."

Uno de los principales temas del CFM fue el de los árboles transgénicos. Según el WRM: "La modificación genética de especies arbóreas es una de las mayores amenazas para los bosques, sobre todo a causa de la contaminación por el polen". Añadió que "El empleo de árboles genéticamente modificados en plantaciones comerciales no hará más que exacerbar todos los impactos de los monocultivos actuales. En efecto, árboles de crecimiento más rápido agotarán el agua más rápidamente; habrá una mayor destrucción de la biodiversidad en esos desiertos biológicos que constituyen los árboles modificados para ser resistentes a insectos y no dar flores, frutos ni semillas; se destruirá el suelo a un ritmo mayor mediante el aumento de la extracción de biomasa."

El domingo 18 de octubre en la Plaza Italia de Buenos Aires hubo una nutrida manifestación denominada el Festival de los Pueblos que Viven con los Bosques, que incluyó una marcha hacia la sede del CFM. Cargando carteles con consignas como "Las plantaciones no son bosques", "No a los monocultivos forestales", "Un monocultivo no es un bosque", "Resistiendo a los agronegocios", "Soberanía alimentaria" y "Tierra, agua y justicia".

En su proclama a los participantes del CFM expresaron: "La lucha contra las plantaciones de árboles, es también una celebración de la vida, de la agricultura basada en la diversidad en manos de las pequeñas familias agricultoras campesinas e indígenas, de la restauración campesina e indígena del bosque y de tantas otras soluciones reales que existen. Esta celebración de la vida y de la resistencia, en este día de la lucha contra las plantaciones de árboles, nos hace caminar más juntos en la construcción de un nuevo mundo."

Referencias:

Grupo de Reflexión Rural. "El GRR ante el Congreso Forestal Mundial". 1 de noviembre 2009. http://www.grr.org.ar/.

Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales. "Por qué nos preocupa el Congreso Forestal Mundial". http://www.wrm.org.uy/CFM/Preocupaciones.html.

Red Nacional de Acción Ecologista. "Los árboles son mucho más que madera". 17 de octubre 2009. http://www.renace.net/.

Para más información:

http://carmeloruiz.blogspot.com/search/label/Arboles

 

2. México: Gobierno aprueba siembra de maíz transgénico

No al maíz transgenico. Foto:
http://organicsa.net/transgenicos.htm.

En el mes de octubre el gobierno mexicano aprobó solicitudes de las compañías de biotecnología estadounidenses Monsanto, Dow Agrosciences y Pioneer para siembras "experimentales" de maíz transgénico. Las siembras aprobadas, que abarcarán un total de 120 mil metros cuadrados, serían ubicadas en los estados de Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Chihuahua. Actualmente también buscan aprobación para sembrar en Jalisco, Cohauila y Durango.

Esta acción pone fin a la moratoria contra la siembra de maíz transgénico que regía en el país desde hacía 10 años. Tal moratoria había sido establecida en respuesta al reclamo de científicos y ambientalistas, quienes advertían que siendo México centro de origen y diversidad del maíz, el polen de maíz transgénico podría contaminar este cultivo de manera irreversible. Desde 2001 se ha documentado la presencia subreprticia e ilegal de maíz transgénico en México. El consenso entre expertos es que esta contaminación se debe a las importaciones de maíz estadounidense, que aumentaron de manera masiva debido al Tratado de Libre Comercio de Norteamérica.

Esta aprobación ha causado airadas protestas de variadísimos sectores, desde académicos y científicos hasta campesinos, indígenas y ambientalistas. El diario mexicano La Jornada reporta que en Chihuahua agrupaciones ambientalistas, campesinas e indígenas han anunciado que no permitirán la siembra de maíz transgénico y que destruirán las siembras de ser necesario. En otras partes del país ha habido protestas a nivel local, y se planean más acciones.

Según Silvia Ribeiro, investigadora del Grupo ETC, la aprobación se dio en violación de la ley de bioseguridad del país, la cual es de por sí extremadamente favorable a la industria de biotecnología: "Todo el proceso ha estado plagado de irregularidades, incluso dentro del marco que exige la limitada ley de bioseguridad… en la consulta pública sobre las solicitudes de experimentación, el gobierno ignoró la vasta mayoría de opiniones técnicas, científicas y de muchísimas organizaciones sociales y ciudadanos, porque eran críticas a la liberación."

Añade Ribeiro que "tampoco tomó en cuenta la gran cantidad de opiniones, protestas, cartas firmadas por amplios sectores de la sociedad mexicana e internacional, las denuncias, manifestaciones e interminable cantidad de razones presentadas continuamente desde hace una década, argumentando sólidamente y desde una gran variedad de perspectivas—científicas, económicas, políticas, sociales, culturales, históricas, geográficas—contra la liberación de maíz transgénico en México."

"La introducción de maíz transgénico al campo mexicano dará el tiro de gracia a nuestra independencia alimentaria, pues volverá a nuestros productores de maíz dependientes de empresas como Monsanto", denunció Aleira Lara, quien coordina la campaña de Greenpeace contra los transgénicos. "Los trabajadores del campo serán demandados por esas empresas cuando sus campos sean contaminados y ningún productor podrá volver a sembrar su semilla, como lo hacen hasta ahora, pues tendrá que pagar regalías a las corporaciones para volver a sembrar. ¿A qué intereses está respondiendo el gobierno de México? Evidentemente, que a los del pueblo y a los de la nación, no".

La Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad hizo un llamado al presidente de la república Felipe Calderón en contra del maíz transgénico, firmado por sobre 700 distinguidos científicos y académicos nacionales e internacionales, incluyendo expertos, intelectuales y artistas de campos como la biología, biotecnología, agronomía y ecología, hasta las humanidades, las ciencias sociales, antropología, economía, bioseguridad, política y derecho. "Este año, usted tiene la responsabilidad histórica de prevenir el daño irreversible a uno de los más valiosos recursos naturales del mundo: la diversidad del maíz mexicano", dice el párrafo inicial del documento.

"Estamos convencidos, con base en el conocimiento que tenemos de la evidencia científica disponible, de que esta decisión representa un riesgo desproporcionado e innecesario, que debe evitarse a toda costa por el bien de México y del mundo. Unidos por el compromiso ético, ampliamente fundamentado, de preservar este recurso para la humanidad, exigimos que su administración tome medidas drásticas que garanticen que ningún tipo de maíz transgénico se siembre en México, el centro de origen y diversidad de este importante alimento."

Con respecto al asunto de la contaminación genética, afirma la declaración que los efectos "de la introducción de transgenes al germoplasma del maíz—herencia botánica custodiada por los campesinos e indígenas en México—podrían ser irreversibles y progresivos, debido a la acumulación paulatina de transgenes en este germoplasma. Ello indudablemente significa que la responsabilidad que se tiene sobre este asunto trascienda como nunca antes a las generaciones venideras."

Referencias:

Ribeiro, Silvia. "Ilegal e Inmoral, Pero no Impune". La Jornada, 7 de noviembre 2009.

Ribeiro, Silvia. "Maicidio Racista". La Jornada, 24 de octubre 2009.

Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad. "Extrañamiento Dirigido al Presidente de la República Mexicana". http://www.unionccs.net/article.php?story=extraamiento-presidentedelarepublicamex.

Para más información:

http://bioseguridad.blogspot.com/search/label/Mexico

 

3. Repudio al aceite de palma "sostenible"

Los monocultivos de aceite de palma… son una
de las principales causas de la deforestación.
Foto: www.ecoportal.net.

La Mesa Redonda de Aceite de Palma Sustentable (conocida por las siglas en inglés RSPO) es un foro de encuentro de agroindustrias involucradas en la producción de palma aceitera (utilizada para biodiesel, entre otros usos) y sectores de sociedad civil que persigue el fin de desarrollar criterios para su producción sustentable y otorgar una certificación "verde" a las operaciones que cumplan con tales criterios. Uno de sus principales integrantes es el Fondo Mundial por la Vida Silvestre (WWF), uno de los grupos ambientalistas más adinerados e influyentes del mundo. Pero un número creciente de grupos activistas denuncian la Mesa Redonda como un complot de relaciones públicas para "pintar de verde" una industria insustentable y le reclaman a WWF que se retire de la RSPO.

La Mesa Redonda posee una influencia considerable a nivel internacional. Fueron las gestiones de cabildeo de ésta, respaldadas por WWF, que convencieron a la Unión Europea (UE) que el monocultivo de palma aceitera puede ser sustentable. Esto llevó la UE a requerir que todos los combustibles usados en su territorio tengan un 10% de agrocombustible para 2020.

La campaña Salva la Selva acaba de publicar una carta abierta dirigida a la RSPO y al WWF, firmada ya por decenas de organizaciones, de países como México, Paraguay, España, Italia y Suiza. Los firmantes incluyen la Red Latinoamericana contra los Monocultivos de Arboles.

"Los monocultivos de aceite de palma… son una de las principales causas de la deforestación y por ende del cambio climático, destruyen los medios de subsistencia y la soberanía alimentaria de millones de pequeños agricultores, pueblos indígenas y otras comunidades", dice la carta abierta. "Requieren de productos agroquímicos que envenenan a los trabajadores y a las comunidades, y contaminan los suelos, las aguas y la biodiversidad, agotan el agua dulce y los suelos. Los monocultivos de aceite de palma no son y no podrán nunca ser sostenibles y la ‘certificación’ sirve como un medio de perpetuar y ampliar esta industria destructiva."

La carta hace referencia específica al caso de Colombia, donde la compañía de aceite de palma Daabon, miembro de RSPO, se pinta en los medios europeos como una "empresa responsable", pese a que desalojó ilegalmente a pequeños agricultores de sus tierras, talado árboles y contaminado el mar Caribe con derrames de aceite de palma.

Entre las demandas de los firmantes figuran: reforma agraria para devolver tierras a comunidades locales, garantizar la soberanía alimentaria y restaurar la agricultura biodiversa y los ecosistemas, y la resolución de conflictos de tierras, respeto a los derechos humanos, y reparación por los múltiples daños causados.

Texto completo de la carta abierta: http://www.ecoportal.net/content/view/full/89436.

TE RECOMENDAMOS

Democracia

A 200 años de la Doctrina Monroe

Una política exterior eficaz se deriva de una política interior sólida y basada en hechos: podemos disminuir la violencia abandonando